Home  |  Patologías   |  Indicadores de Maltrato Infantil

Indicadores de Maltrato Infantil

¿Qué es maltrato infantil?

El maltrato Infantil, es todo aquello que se opone al Buen Trato y Bienestar de los niñ@s.  Todo comportamiento o discurso adulto que transgreda o interfiera con los Derechos del Niñ@.

Se trata de un problema que supera las clases sociales y que no tiene una causa única, ya que se relaciona con un conjunto de fenómenos culturales, económicos, políticos, sociales y psicológicos. Asimismo, el agresor@ puede ser un miembro de la familia, de la comunidad o de una institución.

Tipos de Maltrato

  • El maltrato físico, es toda acción no accidental, por parte de un adult@, que provoque daño físico, lesión o enfermedad en el niño, niña o joven.
  • El maltrato emocional, es también llamado invisible, porque no registra huellas en el cuerpo. Se expresa por medio de insultos, críticas permanentes, ridiculizaciones, rechazo explícito o implícito, amenazas, constantes bloqueos de las iniciativas de los niños y niñas.
  • El maltrato abandono – negligencia, se refiere a situaciones en que los padres o cuidadores, estando en condiciones de hacerlo, no dan el cuidado y protección que los niños, las niñas y l@s adolescentes necesitan para su desarrollo.
  • El abuso sexual, definido como cualquier tipo de actividad sexual con un niño o niña en la cual el agresor@ está en una posición de poder y el niñ@ se ve involucrado en actos sexuales que no es capaz de comprender o detener. La violencia sexual incluye el abuso sexual, la violación, el estupro, etc.

¿Cómo detectar el maltrato infantil?

Indicadores Físicos:

Lesiones físicas, generalmente múltiples, como moretones repentinos, quemaduras, marcas en el cuerpo, enfermedades de transmisión sexual, irritaciones en zona genital o anal, no esperadas para la edad y características del niño, niña y adolescente. En los casos más graves, el maltrato puede ocasionar la muerte del niñ@.

Indicadores Emocionales y Conductuales:

Angustia, depresión, cambios bruscos e inesperados de conducta, temor y/o rechazo a determinadas personas o situaciones, resistencia al contacto físico, alteraciones del sueño, del apetito, baja autoestima, desconfianza básica, sentimiento de culpa, vergüenza, agresividad, retraimiento, aislamiento, erotización de la conducta y de las relaciones, dificultades en la relación con los adultos y con los pares, baja inesperada del rendimiento escolar, enuresis y/o encopresis secundaria, lenguaje y comportamientos que denotan el conocimiento específico – y en ocasiones detallado – de actos sexuales inapropiados a su edad, fugas del hogar e intentos de suicidio.

 

ANTERIOR

Algunos Valores como asignatura obligatoria

PRÓXIMO

Familias Disfuncionales

ESCRITO POR:

DEJE UN COMENTARIO