Home  |  Desarrollo   |  ¿Se debe medicamentar a los niños que tienen menos de 6 años?

¿Se debe medicamentar a los niños que tienen menos de 6 años?

Uno de los motivos recurrentes en mi consulta es la evaluación de Déficit Atencional y de Hiperactividad. Muchos menores (sobretodo de sexo masculino) llegan derivados por Neurólogos o por sus profesores jefe con este diagnóstico y una parte de ellos, con recomendación de tratamiento farmacológico.

A la mayoría de los padres les da desconfianza y temor dar medicamentos a sus hijos: temen los efectos secundarios, el acostumbramiento, que anden “como zombies” entre otros. Pero por otro lado, el colegio o jardín sugiere “fuertemente” que el niño debe tranquilizarse , hacer las tareas de comienzo a fin, no interrumpir en clases, etc.

¿Que se recomienda en estos casos?

Desde mi punto de vista, la medicamentación en niños menores de 6 años, solamente se justifica si el beneficio de ella es mucho mayor al costo. Creo que algunos puntos a analizar para tomar alguna decisión son la calidad de vida del niño, su funcionamiento integral diario, su nivel de ansiedad, el desarrollo de su proceso de aprendizaje e interacción social.

Si alguna de las áreas mencionadas tiene un claro deterioro y trae consigo consecuencias de gravedad o de afectación emocional, conductual o de aprendizaje para el niño, habría que evaluar la posibilidad de ayudarlo con algún medicamento. Por ejemplo, me ha tocado ver a niños demasiado inquietos que no pueden quedarse sentados en sus asientos por un mínimo tiempo y que comentan que no pueden manejar su cuerpo, lo que les hace sentir en completo descontrol e inseguridad. Esto a su vez, les lleva a experimentar ansiedad, a no poder escribir adecuadamente en sus cuadernos, los otros niños no quieren formar grupo con ellos, entre otras cosas lo que les trae un perjuicio social, académico y emocional.

En todo caso, el diagnóstico siempre deberá ser multidisciplinario y en el colegio, los profesores deberán intentar algunas medidas y estrategias (programas de manejo) antes de realizar la derivación externa y solicitar la medicamentación. Cada colegio debería tener un PROTOCOLO de acción frente a niños con dificultades y debería ponerlo en práctica antes de realizar cualquier derivación externa, desde mi punto de vista. (Lamentablemente, esto no sucede mucho, siendo el Neurólogo o el Psicólogo el que debe hacerse cargo de la situación)

Desde el punto de vista psicoterapéutico, en los casos de niños que tienen efectivamente Déficit Atencional con o sin Hiperactividad, se trabaja modificación ambiental, entrenamiento en autocontrol, técnicas de relajación y concentración, modelado, entre otros siempre con ayuda de los padres y el contexto escolar. Y esto último es muy importante: la sola inclusión del medicamento en la mejora del niño es insuficiente. Hay que entender que el niño o niña tiene necesidades educativas especiales por lo que debe ser apoyado de manera diferencial y personalizada adecuando el currículum a él y no vice versa.

ANTERIOR

¿Cómo elegir el colegio adecuado para nuestros hijos?

PRÓXIMO

RELACION ENTRE SOBRE-EXIGENCIA PARENTAL Y CUADROS DE ANSIEDAD

ESCRITO POR:

DEJE UN COMENTARIO